Últimas noticias

Departamento de Orientación, Nuestro colegio

apoyo clase educación infantil orientación

La clase de tres años de Ed.infantil comienza a realizar ejercicios para desarrollar el lenguaje, mientras en cuatro años trabajan cada mes un sentimiento. Una alumna de cinco años tiene dificultades en el lenguaje y le cuesta seguir el ritmo de la clase. Sin embargo, eso no es impedimento para poder estudiar junto al resto de compañeros. Todas ellas acciones posibles gracias al trabajo y apoyo impulsado por el Departamento de Orientación de Ed.Infantil y en concreto, de María, quien cada día convive con profesores, familias, jefatura y por supuesto, con los alumnos del colegio.

Reunión con tutores y profesores

reunión orientación tutores

Es martes por la tarde y como cada semana, María, orientadora de Ed.Infantil, se reúne con las tutoras y uno a uno, comienzan a realizar un seguimiento de los alumnos. “Es un niño tímido, le cuesta hablar en grupo y Jaime (nombre ficticio) se levanta mucho”. María resulta un apoyo fundamental para familias y profesores, y por supuesto, para los alumnos, dentro de la evolución del aprendizaje. “Ponle un objetivo para que no se levante, mándale cerrar la puerta. Necesita alguna cosa que sea el referente para que no se levante, que tenga una función”. Estas reuniones tienen por objetivo realizar un seguimiento de los alumnos y alumnas con dificultades donde valoran su evolución a nivel de lenguaje, conducta y límites.

Son los profesores quienes reconocen las dificultades compartiéndolas con el departamento de orientación, teniendo siempre informados a los padres sobre la evolución del estudiante.

“El profesor tiene su visión, pero es una visión externa de un profesional, tener un respaldo siempre viene bien a la hora de trabajar con los alumnos”. El tutor es la pieza fundamental para la educación de los alumnos, y son ellos quienes se ponen en contacto con las familias cuando se detecta un problema. “Normalmente las familias colaboran con cualquier propuesta que mejore el aprendizaje del alumno y son ellos quienes tienen la última palabra”.

Evaluaciones individuales

evaluación inicial orientación

El apoyo desde el Dpto. de Orientación comienza con la evaluación inicial del alumno. Una propuesta de evaluación que puede llegar desde la iniciativa de las propias familias o bien desde la valoración del profesor o tutor del alumno, quienes conviven día a día con sus hábitos de aprendizaje.

“Muchas veces, los padres dudan si derivar sus inquietudes a la orientadora del centro educativo. Mejor prevenir, que curar”, explica María. Desde el Departamento de Orientación se realiza una evaluación del alumno a partir de ejercicios y pruebas que, a vista de niño, son simples juegos de palabras.

Durante la reunión con los tutores, orientadora y profesora se plantean los objetivos para los alumnos con necesidades de manera que su aprendizaje vaya en consonancia con sus capacidades. “Por ejemplo, al fijarnos el objetivo de reconocer la grafía del número dos, si corresponde a un alumno con dificultades, en vez de plantearnos alcanzar el objetivo durante el primer trimestre, lo marcaremos para el segundo o tercer trimestre del curso escolar. No podemos pretender que asimilen conceptos complejos sin haber asimilado los básicos”, explica Gema, tutora de tres años.

“Cada niño tiene su adaptación, por lo que desde orientación trabajamos por objetivos: tenemos como fin que consiga expresarse correctamente, que sea capaz de decir en voz alta un fonema”, confirma María. Dichos objetivos adaptados a cada alumno los realiza la tutora en colaboración la orientadora de manera trimestral.

Apoyo en las necesidades especiales: dentro y fuera del aula

dinamica grupo orientación

Dependiendo de las necesidades de los alumnos, el dpto. de orientación puede realizar actividades de apoyo educativo tanto dentro como fuera del aula realizando una actuación de atención temprana: “Gestionamos las dificultades para que no se reproduzcan en el resto de cursos”, explica María.

Las dificultades más comunes se suelen dar en los alumnos de tres años y están relacionadas con el lenguaje en su forma, contenido y uso. “Muchas veces responde a una falta de estimulación que viene desde el propio entorno familiar”. Las necesidades del lenguaje se trabajan fuera del aula con actividades tanto grupales como individuales. “Dependiendo de la evolución de cada alumno, puedo realizar una sesión al día de una hora, media hora o tres cuartos de hora”.

Si las necesidades están relacionadas con la atención o las dificultades motoras, lo mejor es trabajarlas dentro del aula junto al resto de compañeros en la realización de una ficha y apoyo en las dinámicas con el objetivo de integrarle dentro del aula.  Desde el dpto. de orientación se apoya al alumno y se aconseja al profesorado con pautas de actuación a través de la estimulación de la psicomotricidad y el lenguaje.

Apoyo familiar constante

reunión profesor orientación

La evolución de los alumnos depende no sólo del trabajo de la profesora y la orientadora, sino también y como parte fundamental, de las familias.  “Todas las conductas tienen una situación familiar detrás. Es importante valorar las pautas indicadas por las tutoras reforzando los aprendido en la escuela dentro del entorno familiar a través de dinámicas lúdicas y, sobretodo, dejar desarrollar al alumno en función de su edad”, explica María.

Las dos dificultades más frecuentes están relacionadas con el desarrollo del lenguaje, que se abordan a través de pautas que deben ser trabajadas en casa. “Cada vez hay más niños con dificultades, debido en parte a la máxima protección familiar. En muchos casos, los alumnos no encuentran un espacio donde desarrollarse”. Así, la sobreprotección y la falta de estimulación se traduce muchas veces en ansiedad para el alumno.

Sin embargo, no siempre es necesario derivar a los alumnos a un plan educativo especial, “muchas veces simplemente hay que observar la evolución y recoger información”.

Plan de acción tutorial en segundo ciclo de Ed.Infantil

asamblea educación infantil

Desde hace dos cursos, el departamento de Orientación impulsa además el Plan de Acción Tutorial en todas las etapas educativas. Un plan de acción que en Ed.Infantil se traduce en diferentes temáticas dentro de la educación en valores y el desarrollo de la psicomotricidad trabajadas cada mes durante la asamblea en clase.

Así, la clase de Vanessa, en tres años, comienza el día ejercitando los músculos faciales a través de praxias que permiten el desarrollo del lenguaje. Por su parte, los alumnos de 4 años trabajan sobre la educación en valores resaltando cada mes un valor concreto a través de una actividad, por ejemplo, pintar un mural artístico por el día de la paz.

Reunión con jefatura de estudios

reunión jefatura estudios orientación

Además, una vez al mes, la orientadora se reúne con la jefa de estudios de Ed.Infantil, Rocío Muñoz, para valorar el seguimiento de los alumnos. “María nos ayuda, colabora, se implica en el proceso de enseñanza y aprendizaje de todos los alumnos. Nos proporciona ese apoyo y refuerzo con alumnos con dificultades de aprendizaje y maduración”.

Así, tener una carencia no es sinónimo de no poder aprender al igual que el resto de alumnos en Ábaco. “Las diferencias en el aula desaparecen con la inclusión en el aula y como consecuencia el resto de alumnos adquieren sensibilidad”, explica María. “No somos iguales pero podemos convivir y tener las mismas oportunidades”, confirma Rocío.

Colegio Abaco
comunicacion@colegio-abaco.com


Libros de texto

Ya está disponible el listado de libros de texto para el próximo curso

curso 2018/19